AGENCIA REFORMA/NTRZACATECAS.COM
AGENCIA REFORMA/NTRZACATECAS.COM

La violencia feminicida en México se ha desacelerado, pero no cesa, por lo que debe ser atendida como un asunto prioritario, advirtió la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

«Cualquier tipo de violencia contra las mujeres debe ser atendido como un asunto prioritario y urgente por el Estado mexicano», subrayó la titular de la CNDH, Rosario Piedra Ibarra, en un evento en la Secretaría de Gobernación.

«Sobre todo cuando la violencia feminicida no cesa, aun cuando esté a la baja».

Durante la presentación del Proyecto Nacional de Investigación e Incidencia para la Prevención y Erradicación de la Violencia de Género, la Ombudsperson recalcó que el reto no es menor y obliga a tomar acciones más puntuales, enérgicas y de avanzada.

«Estamos ante un problema complejo en el cual concurren múltiples causas culturales, económicas y sociales, la incidencia del crimen organizado, etcétera, que no pueden ser abordadas de forma aislada», apuntó.

Según cifras oficiales, entre 2015 y 2018, las muertes violentas de mujeres aumentaron 17.5 por ciento, mientras que esta administración han bajado 4 por ciento.

La presidenta de la CNDH alertó que mientras exista un contexto en el Estado en su conjunto no proteja la vida de las mujeres, el riesgo de violación a sus derechos humanos seguirá presente.

El Proyecto de Gobernación y Conacyt está enfocado a reducir la violencia de género a partir de diagnósticos y la aplicación de políticas públicas que garanticen el cumplimiento de las acciones previstas en las Alertas de Género.

En una primera etapa, el Proyecto será desarrollado en 11 estados donde hay 12 Alertas: BC, Campeche, Colima, Guerrero, Jalisco, Morelos, Oaxaca, SLP, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas.


Deja un comentario